0

Carrito

Ácido cítrico 1kg

9,30 (IVA incluido)

Ácido orgánico suave, antical. Fabricado a partir de materias vegetales.

Producción y envasado en Europa occidental.

Su envase esta hecho de kraft reciclado.

Agotado

Descripción

El zumo de limón contiene entre un 5% y un 7% de ácido cítrico orgánico. Tiene un papel principal en el metabolismo de todos los organismos vivos. El cuerpo humano produce casi 2g diarios y los descompone de nuevo.

Sus usos son diversos: como aditivo alimentario (E330), aditivo en los productos cosméticos y farmacéuticos, acidulante para las gaseosas y regulador del pH.

Además, es un antical (quita y disuelve la cal) y un gran antioxidante. El ácido cítrico es totalmente biodegradable y no es tóxico. Forma parte de los productos básicos de hogar que no deberían de faltar en casa.

Características técnicas
  • Ácido cítrico orgánico suave, antical.
  • Disuelve el óxido
  • Elimina las algas, líquenes, bacterias y hongos.
  • PH ácido
  • Clasificación: GHS05

Modo de empleo

Se recomienda su uso para descalcificar pequeños y grandes electrodomésticos. Diluye 1 o dos cucharadas soperas de ácido cítrico en un 1l. de agua fría y usa esta solución en el electrodoméstico deseado. Después, enjuagar con agua limpia. Se puede utilizar también en grifos, duchas y reductores de agua.

Para descalcificar una lavadora, usa entre 6 y 8 cuchadarados soperas en el tambor y realiza un ciclo de lavado a 90º.

Conservación y Eliminación

En primer lugar, mantener el ácido cítrico alejado de la humedad y así podrá conservarse durante muchos años. Una gran humedad puede formar grumos, sin dañar las cualidades del ácido cítrico. Conservar los restos del preparado para un próximo uso o llevarlos a un punto limpio. Por último, mantener alejado de los niños.

Precauciones
  • Provoca irritación ocular grave.
  • Mantener fuera del alcance de los niños. Leer la etiqueta antes del uso. Llevar guantes/prendas/gafas/máscara de protección. Lavarse concienzudamente tras la manipulación. En caso de contacto con los ojos: aclarar cuidadosamente con agua durante varios minutos. Quitar las lentes de contacto, si lleva y resulta fácil. Seguir aclarando. Si persiste la irritación ocular:
  • Consultar a un médico. Si se necesita consejo médico, tener a mano el envase o la etiqueta.
  • Eliminar el contenido/el recipiente en un punto limpio.
Problemas de compatibilidad

Debido a la fuerte concentración de ácido cítrico no es conveniente para el esmalte, el aluminio, el mármol y en general para todas las superficies sensibles al ácido.

A ser posible, proteger la ropa de color de las salpicaduras de ácido cítrico (posibilidad de manchas irreversibles), limpiar inmediatamente las salpicaduras con abundante agua. No poner en contacto con el carbonato de sodio o con productos de limpieza a base de cloro. Las viejas maquinas de café, lavadoras y los hervidores de agua a menudo tienen tal cantidad de cal, que pueden quedar dañadas. No nos hacemos responsables en caso de que surja algún problema o incidente.

Por consiguiente, el ácido cítrico no es tóxico para el hombre ni para el medio ambiente.

No dejes de compartir tus tips de limpieza #sinresiduo con nosotros en Facebook o en Instagram.