Carrito

0
Sin Residuo
Portada intentar ser zerowaste

BlogLas Aventuras de SR

Intentar ser zerowaste

El otro día me encontraba viendo los stories de una chica a la que sigo desde hace tiempo, no por ser ecologista sino porque tiene un rollo que mola mucho. Sus hijos me parecen monísimos y modernísimos. Ella también guapísima y bueno, toca palos que me gustan. El caso es que puso una foto que ilustraba su vuelta a casa después de unas vacaciones, con la mega compra de la semana. Eran bolsas de plástico y si bien es algo que me saltó al ojo, no dije nada. Pensé muchas cosas, desde “qué pena cuanto plástico”, hasta el orden mundial del consumismo. Hasta ahí un día normal ojeando instagram. Si llevase este tema al extremo, no podría disfrutar. Creo es mejor enfocar mi energía en intentar ser mejor zerowaste.

La imagen del conflicto

El siguiente story era una crítica de una seguidora sobre la cantidad de plástico. Por supuesto una crítica sin contemplación y sin vergüenza me atrevería a decir. Lo cual me ha hecho llegar a esta breve reflexión. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. No soy especialmente religiosa pero por circunstancias de la vida, soy buena conocedora de la religión católica. Esta frase es una de las mejores y más representativas de lo que quiero explicar hoy aquí. 

Segrego desde que se empezó a reciclar la basura, soy de coger cositas del contenedor y reubicarlas en mi casa, soy de trueques, de segundas manos. Me considero amante de la montaña, del río, del mar, incluso del desierto. Comenzar a llevar una vida sin plástico es algo que hemos ido haciendo paulatinamente, sin pretender colgarnos una medalla o ponernos una nueva etiqueta encima. Supongo que hay personas que deciden ser veganas y al día siguiente ya lo son. Yo no. Necesito mi espacio, mi tiempo, mi adaptación… Intentar ser zerowaste es una evolución.

En esta casa se siguen utilizando cosas de plástico, lo contábamos aquí hace unas semanas. No somos perfectos, INTENTAMOS no dejar residuos a largo plazo y es un esfuerzo diario.

Si te proclamas ecologista el nuevo entorno es bastante exigente. De hecho, hay una ligera tensión incluso entre los zerowaster y los veganos. Un duelo que para mi entender es totalmente lógico. Si tienes una brocha de afeitar de madera ecológica con pelos de tejón, vas al hoyo. Si las fibras son vegetales pero el mango es de silicona, rozas el perdón divino porque la silicona a pesar de ser plástico, goza de una mirada privilegiada. En este caso, madera sostenible con fibras vegetales sería lo “perfecto” y lo más ecologista de todo sería no afeitarse quizás.

Siempre hay quien rebate tu estilo de vida porque utilizas el coche, la correa del reloj es de silicona, el móvil que tienes es casi como tener un diamante de sangre en las manos, los juguetes de tus hijos, comes carne, etc. Esto pasa en todos los ámbitos o al menos me ha pasado a mí como madre, como mujer, como iniciada en el zerowaster y el día que por fin abrace el veganismo, ya iré a la hoguera. Como el entrenamiento ha sido progresivo, el nivel de baño en aceite donde resbalan todas las críticas u opiniones bien intencionadas, de esas que empiezan con un “espero que no te moleste”, es alto. 

Sra SinResiduo intenta ser zerowaste
Sra SinResiduo preocupada, oiga

Nos preocupamos de criticar las bolsas de plástico que lleva una persona, que quizá en su comportamiento global sea más ecologista que la persona que lanza la crítica. Recordemos que la gente ha dejado de utilizar bolsas de la compra porque las cobran en el supermercado. La conciencia ambiental ha venido después de tocarnos el bolsillo y en muchísimos casos, esa conciencia se ha quedado ahí.

¿Cuántos carros de la compra veis con todos los productos envasados en plástico? Eso si, con la bolsa reutilizable. Dónde está el logro personal aquí, no? Me recuerda al café con leche pero con sacarina que luego engorda o al ron con Coca Cola zero para no tener resaca, pero te tomas 17 en una noche. El logro por supuesto está en que por lo menos haces algo. Pero ¿de verdad en esa foto lo importante ecológicamente hablando son las bolsas que luego se pueden aprovechar? 

Para mi el o la ecologista perfecto/a no existe porque es imposible. Con todos los requisitos que hay que cumplir se te quitan las ganas de cambiar el gel por una simple pastilla de jabón sólido. Y así no mejoramos nada.

¿Qué quiero decir con esto?

Que es sano alentar a los demás a que hagan cosas positivas por su entorno, por supuesto, pero no podemos perder de vista que el respeto es la base todo. Respeto entre nosotros, para con nosotros y al medio ambiente. A partir de ahí lo que quieras.

Si quieres intentar ser zerowaster y omnívoro adelante, que intentas ser zerowaster y vegano genial. Que estás empezando a llevar una vida zerowaste y te has dejado las bolsas reutilizables en casa?? NO PASA NADA. Yo quiero que la gente se una a esta iniciativa, que intente vivir como intento vivir yo. Intentar ser zerowaste es generar el menor residuo a largo plazo posible, pero no obligados, sino porque quieren. Porque les pica el gusanillo cambiando una cosa, se vienen arriba y las demás van en cascada, como lo de llevar bolsas reutilizables hasta en el bolso de diario.

Además no me gusta la gente perfecta, suele tener muchas imperfecciones ;). De ahí que se diga que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. 

Podéis dejar vuestros comentarios por aquí o podemos hablar de este tema en Facebook o en Instagram

One comment on “Intentar ser zerowaste

Acabo de empezar a seguirte y me encantas… además justo hoy el blog me viene que ni pintado…pues eso, que me gusta mucho el blog!!

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *