Carrito

0
Sin Residuo
portada_juguetes

BlogCuriosidades

Plástico en los juguetes.

Como familia con niños pequeños que somos, nuestra casa está plagada de juguetes. Están por todos lados. Es una invasión. Al estar preocupados por los residuos que generamos, llevo un tiempo mirando las etiquetas de los juguetes fabricados con plástico, para saber si son reciclables o no. Lo primero que he observado es que casi ninguno indica el material del que está hecho, no llevan el número R.I.C. Lo que me lleva a pensar que no son reciclables. Si además le sumamos pilas o baterías, altavoces, bombillas, muelles y pequeñas placas de circuito me lleva a pensar que no se va a reutilizar nada de este objeto. De hecho, Ecoembes considera un error tirar los juguetes de plástico al contenedor amarillo.

Pistolas de agua fabricadas con plástico

Porqué tanto juguete de plástico

El bajo precio de su manufactura, y la facilidad para dar diferentes colores y formas hacen del plástico el material ideal para la fabricación de estos productos. Si además añadimos la fabricación en cadena que le da un ritmo elevado de producción, tenemos las cuentas perfectas. Aunque su coste ecológico queda fuera de la ecuación.

El tema del merchandising adora el plástico, lo venera mejor dicho. Los muñecos de acción terminados en -man son todos de plástico, da igual de la marca que sean. Los niños los quieren, y no sólo por ellos, si no porque todos sus amigos los tienen también. Los Lego están por toda la casa, con lo que duele pisarlos, Playmobil también, y las muñecas de juguete con sus carritos, biberones y bañeras también son de plástico. Barbie, Nancy y todas las princesitas de Disney con sus armarios y vestidos. Y lo que me dejo de nombrar. Todo nylon y plástico.

Es difícil evitarlos

Junto con las primeras navidades, que en nuestro caso se nos juntan con los cumpleaños, llegó una oleada de juguetes fabricados con plástico. Con unas pequeñas placas de circuito, con altavoz, con cables, con pilas y con pequeñas bombillas. Por supuesto que agradezco mucho todos y cada uno de ellos, un poco menos los que hacen ruido, pero los agradezco todos mucho. Son regalos con las mejores intenciones, no hay duda. Yo mismo los he regalado. Pero eso sí, todos estos juguetes pensados para entretener durante más o menos un año o dos como mucho, porque los niños crecen o porque se rompen, me dejaron perfectamente claro que se fabricaron y homologaron dejando totalmente de lado cómo desecharlos. Está muy claro que van a durar poco tiempo, pues los señores y señoras fabricantes deberían pensar en cómo acabarán. ¿Responsabilidad social?. Es algo que se supone que las empresas tienen.

Juguetes fabricados con plástico

Aunque en casa tenemos juguetes hechos con cartón o con madera como trenes con vías, coches, construcciones, parchís, casa de madera, barco pirata, cocinita y alguno más por ahí, a veces tenemos que comprar merchandising. Es decir, juguetes fabricados con plástico. A mi me quedó claro cuando mi hijo se estuvo haciendo un juguete articulado con cartón y chinchetas, para poder jugar con sus compañeros de clase. Como nos conoce y sabe que cuando algo es de plástico nos ponemos un poco negativos, no nos lo pedía. Pero él se quería integrar y jugar con sus amigos. Así que ahí estaba, trabajando. Cuando me lo contó, mi respuesta fue automática: “Hijo vamos a la tienda y me dices qué quieres, que como vayas con eso al cole alguno te lo va hacer pasar mal”.

No nos dan opción. Quiero que mis pequeños estén integrados pero tengo una voz interior que me pide encontrar un equilibrio entre comprar la última moda plastiquera y que entiendan que ese juguete va contra todo lo que creemos. Lo interiorizan muy bien pero les puede la publicidad y la apariencia. Ya saben venderlo bien, ya. Básicamente, perdemos unas 3 de cada 10 veces que nos ponen ojos redondos.

Mucho más fácil en bebés

En mi recuerdo está el palo de la lluvia, era alucinante. Los sencillos juguetes de madera valían para entretenerse durante horas. Con la caja de herramientas de madera arreglábamos todo tipo de invenciones. Un palo con un par de ruedas en el extremo les hacía trotar y trotar. Cochecitos, gusanos, trenes, o pequeños juegos de mesa nos lo hacen pasar igual de bien o mejor que un trozo de plástico con luces y ruidos. Son sencillos juguetes sostenibles, pero muy eficientes. Hasta el olor era diferente.

Demasiados juguetes no se reciclan

Me llama mucho la atención que tan sólo el 2% de los juguetes se recicla. O por decirlo de otra manera, 9 de cada 10 juguetes de nuestros pequeños acabarán en el vertedero. Si esos juguetes están fabricados con plástico da comienzo el ciclo de alrededor de 400 años para que se degrade. Todo para usarlo durante uno o dos años.

Así que lo mejor será donarlos para que otros niños los vuelvan a emplear como juguete, alargando así su vida útil. En Cáritas sabrán de alguna familia que le puedan interesar unos cuantos juguetes. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), lanza cada mes de Mayo una campaña de recogida de juguetes, para donarlos a quienes los necesiten, esta campaña se llama comparte y recicla. En el colegio de nuestros hijos, realizan una campaña de recogida cada otoño antes de las navidades para hacer un mercadillo de reventa y los juguetes que sobran, se donan.

La segunda mejor opción tras la reutilización sería llevarlos al punto limpio de tu pueblo o ciudad, quizá allí separen sus componentes y reutilicen los que puedan.

Porque un juguete fabricado con plástico se convierte en un residuo plástico muy rápido.

Juguetes fabricados con plástico abandonados

Salud!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: