0

Carrito

portada nueces de lavado

BlogLas Aventuras de SR

Nueces de lavado

Son el fruto del árbol “Sapindus mukorossi” o “árbol del jabón” que crece en el norte de la India y en Nepal. Estas bolitas marrones y pegajosas, nueces de lavado, son una alternativa natural al detergente de ropa, al limpiador de suelos y pueden ser utilizadas también para la higiene del cuerpo y del cabello pero en ese aspecto, no hemos profundizado mucho.

Frutos del árbol Sapindus Mukorossi

La cáscara de la nuez contiene “saponina”. Un agente muy activo que el árbol produce para defenderse de parásitos e insectos. Lo que no sabe este árbol es que la saponina tiene un alto poder detergente.

Las nueces de lavado son naturales y aptas para personas con la piel delicada, reactiva o con problemas. No tiene aditivos de productos sintéticos lo que hace que sean incouas para nosotros y para el medio ambiente.

Es un material que se va regenerando ya que proviene de nogales que producen su cosecha sin alterar el entorno natural. No genera residuo en el lavado con lo que el agua resultante no está químicamente sucia y tampoco maltrata los filtros de nuestros electrodomésticos dejando depósitos. Los restos de las cáscaras que ya no tienen saponina se pueden aprovechar echándolas al compost o utilizándolas como abono.

La única pega que le veo a este producto, al igual que se la veo al bambú, al corcho y a todos los materiales naturales, es que si se masifica su uso, el cultivo desplazará a otros cultivos tradicionales pudiendo desequilibrar el entorno pero por el momento, las nueces de las que disponemos provienen de cultivos controlados.

¿Cómo las usamos?

Hay dos formas de utilizarlas. En el caso de querer utilizarlas como jabón para lavar la ropa, se introducen 3 nueces partidas por la mitad en una bolsita de algodón. Esta bolsita irá dentro del tambor de la lavadora.

Como ya expliqué en su día, ya no utilizamos suavizante y además con las nueces no hace falta porque confiere una elasticidad natural a los tejidos. Pero si eres una persona que necesita imperiosamente que su ropa huela a algo, puedes añadir unas gotitas de aceite esencial a la bolsita.

La experiencia como alternativa al jabón de lavado está siendo muy positiva. Si bien es cierto que para manchas difíciles tenemos otros trucos como el trozo de jabón hecho con aceite usado o frotar un limón en los casos de las gotas traidoras de salsa. Si, ¿esas que dejan cerco? Ahora ya no HAHAAAA

Otro uso que estamos dando para las nueces es el de limpiador de suelos. Hay que poner 100 gramos de nueces a cocer a fuego medio durante 20 minutos o así. Luego se cuela el líquido y se guarda en una botella.

botella con infusión de nueces de lavado

Para fregar el suelo, hay que llenar el cubo del agua y echar un chorro del liquido de las nueces. Yo añado unas 10 gotas de aceite esencial de árbol de té. En parte por su poder desinfectante y porque me gusta el olor que se queda. Los suelos quedan brillantes.

Combo ecológico para fregar el suelo

Si queréis más tips de limpieza del hogar, conocer nuestras rutinas de limpieza alternativa, podéis seguirnos en Facebook o en Instagram. Déjanos en comentarios que te parece, qué utilizas tú en casa para hacer tu hogar más sostenible.

One comment on “Nueces de lavado

[…] las nueces de lavado de las cuales ya he hablado con anterioridad y de las que sigo siendo muy fan. Al principio […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *