Carrito

0
Sin Residuo
Latex natural como solución

BlogCuriosidades

Látex natural como solución

¿Es el látex natural la solución ante el plástico? Empezaré por el principio ¿Qué es el látex?

Es una suspensión acuosa constituida por algunas grasas, ceras y diversas resinas gomosas. Se obtiene del citoplasma de las células laticíferas que están presentes en algunas plantas y hongos, como el caucho y la aca. Frecuentemente blanco, también puede presentar tonos anaranjados, rojizos o amarillentos dependiendo de la especie. Su apariencia es lechosa, ya que coagula en contacto con el aire.

Toda una definición. Un poco técnica, eso sí.

Dicho ésto, está claro que es de origen 100% vegetal, por lo tanto es biodegradable y sostenible. Pero mi curiosidad me pide más, así que voy a indagar en el internet a ver que idea me hago de la sostenibilidad y usos que se le puedan dar, para sustituir a los producto que emplean plástico en su fabricación.

¿De dónde sale el látex natural?

El látex natural se cultiva. Hay plantaciones de árboles dedicadas a la extracción de este producto. El Hevea brasilensis, comúnmente conocido como árbol del caucho, es el que principalmente es cultivado. El uso de este árbol para la extracción de látex natural suele alargarse por unos 25 años. Transcurrido este tiempo se talan y se vuelven a plantar nuevos árboles, así que no se pierde masa forestal. Como son un método de reducir el CO de la atmósfera, se podría decir que árboles nunca sobran.

El método de recolección consiste en que sobre la corteza de este árbol se realizan unos cortes, por donde sale este fluido que se va coagulando. De cada corte salen unos 30ml, que se canalizan hacia un receptáculo donde se almacena y finalmente se recoge.

Después tapan el corte, normalmente al día siguiente, y hacen otro en otro punto volviendo a comenzar el ciclo. Empiezan los cortes en lo alto del tronco y van bajando hasta la base. Cuando llegan abajo, dejan que el árbol regenere la corteza para volver a comenzar con el proceso. Dicen los expertos que el árbol no sufre.

¿De dónde proviene el látex?

Los principales países donde se cultiva son del sudeste asiático, Tailandia e Indonesia los que más. Aunque también se cultiva en centro América, sur América y en el Africa ecuatorial.

Alrededor de 13.900 millones de toneladas métricas de este material se produjeron en 2018 y la progresión es claramente ascendente, más del doble que en año 2.000, que fueron unas 6.100 millones de toneladas. Esto son muchos, muchos, muchos árboles del caucho produciendo oxígeno.

Este aumento en la producción se debe al incremento del precio del petróleo, del que un derivado es el látex sintético. Este derivado del petróleo se lleva produciendo desde más o menos 1940 y sus principales componentes son el butadieno y el estireno. No suenan muy naturales, ¿verdad?

Así que hay que buscar un látex natural a la hora de comprar, siempre que se pretenda ser un poco mas sostenible, cada uno dentro de su capacidad económica. Esto siempre.

¿En qué se emplea para sustituir plástico?

Podemos en nuestro día a día encontrar muchos productos fabricados con látex natural y emplealos como solución al uso de productos fabricados a base de plásticos.

Los guantes de fregar son un claro ejemplo y el más común, como también lo son los preservativos y las copas menstruales. Pero hay más. En los hospitales está muy extendido su uso en vendajes, sondas, enemas, mascarillas, tiritas y un larguísimo etcétera. También la industria textil lo emplea en la fabricación de material deportivo como balones, zonas elásticas de las prendas y en ropa de baño.

¡Cuidado con las alergias!

Cada día se dan más casos de personas alérgicas a todo tipo de plantas, a su polen, a su tacto y a ingerirlas. Así que los alérgicos debemos tener mucho cuidado con el látex natural. Sobre todo en los tratamientos con medicinas naturales. Ya que se está empezando a emplear el látex extraído de diferentes plantas para usarlos, por ejemplo, para curar verrugas y herpes, úlceras estomacales, e incluso las lombrices.

Los alérgicos al árbol del caucho no podrán usar los productos fabricados con este material, no quiero ni pensar en personas alérgicas al látex usando preservativos o copa menstrual. Lo digo desde el punto de vista de un multi-alérgico y multi-intolerante digestivo.

Conclusión

En nuestra transición hacia una reducción del uso del plástico y de generar residuos más sostenibles, pienso que el látex natural es una buena solución en muchos productos de uso cotidiano, frente a otros que están fabricados con plástico. Además puedo emplearlo en mi día a día con total tranquilidad, porque sí, parece increíble pero al látex no soy alérgico. Toco madera.

Salud!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: