Carrito

0
Sin Residuo
vinagre como suavizante ecológico

BlogLas Aventuras de SR

¿Ya no usamos suavizante?

Así que en esta entrada voy a contar un poco como descartamos el uso del suavizante envasado en botella de plástico. Además de la menara en que descubrimos el vinagre como suavizante ecológico.

Uno de los preceptos más importantes del Zero Waste es no volverse loco a comprar cosas y tirar lo que tenemos en casa. Hay que gastar aquello que ya compramos en su día y aprovechar ese momento para encontrar un buen sustituto. 

En el tema de las coladas, el primer cambio fue el jabón de lavadora que se acabó primero, pero suavizante y jabón de Marsella convivieron un tiempo. Fue como el tiempo de despedida a los aromas fuertes y perdurables del suavizante. A más de una lavadora en mi casa ha llegado ese extra para que huela más y más tiempo… Ahora ya no. 

No me dio tiempo a descubrir por mi misma lo tiesa que se me iba a quedar la ropa si la lavaba con jabón de Marsella y sin suavizante. Y es que gracias a que tengo una hermana que es un sol, en cuanto se lo comente ella me dijo: “Echa vinagre o se te quedará la ropa tiesa y tu que encima eres de poco planchar…”. Nada de plancha en realidad jiji.

Claro, vinagre… Qué te viene a la cabeza cuando te dicen que eches vinagre, no? Vinagre de vino tinto tenía en casa, el aliño de mis ensaladas. Pensaba que mi ropa olería a anchoa en vinagre o algo así.  Durante la primera lavadora con el jabón de pastilla casero y el chupito de vinagre como suavizante ecológico estuve mirando el tambor girar, como si fuera a solucionar algo con mi curiosa mirada. Tendí la ropa olisqueándola todo el rato, se la pasé al Sr. Sin Residuo para que comprobara que no olía raro… Aquello parecía una cata. Todo en orden, olor normal, limpieza ok. Acostumbrarte a que tu ropa no huela a nada quizá te cueste un poquito. 

Superada aquella primera prueba, aquí tenemos mi combo para la lavadora:

¿Por qué escogí de manzana? Pues aún no lo sé… Porque como no aporta olor, creo que podría utilizar cualquiera. De hecho, ya tengo tres tipos de vinagre en casa: 

– De suavizante el vinagre de manzana.

– Para los aliños el vinagre de Jerez.

– Y el vinagre blanco para limpiar (oh si, amigos…esto es una fiesta!).

¿Os animáis a hacer este cambio tan pequeño? Contadme como van vuestros progresos zerowasters.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: