Carrito

0
Sin Residuo

BlogLas Aventuras de SR

El Primer Paso: Jabón sólido

Los dos primeros pasos que dimos hacia esta nueva forma de vida fueron comprar una pastilla de jabón sólido de Marsella para la lavadora y comprar jabón sólido de cuerpo en pastilla.
Algo asequible para todo el mundo ya que nunca se las llevaron del supermercado. No hay tantísimas variedades como puede haber ahora de geles líquidos, lo cual hace que en el lineal estén como escondidos, pero aún existe esta opción en el supermercado.

Se acabó el bote de jabón y dije: “Ha llegado el momento”. No sentí tanto vértigo como con el jabón de lavadora, porque no soy tan joven como me creo a veces y he utilizado anteriormente el jabón en este formato.
Encontramos en Ikea (benditos suecos) un soporte para la ducha donde podía dejar la pastilla a secar y sin que fuera un desastre higiénico, al que llegaran los niños por si solos y que además quedaba bonito. Si, si, limpio y despejado. Nos dolió más hacer el agujero con el taladro en la baldosa del baño que cualquiera otra cosa.

Jabón sólido

Nuestro primer jabón de cuerpo resultó ser una maravilla para la piel. Escogí el de la marca blanca del Lidl con extracto de miel de abeja. Aquello parecía que sería más hidratante y menos resecante. Acerté. Después probamos el de aloe vera pero resbala más, se ha gastado antes y no me ha terminado de convencer.
Lo suyo es comprarlo artesano pero creo que eso todavía es como intentar ver la Luz. Uno de mis objetivos es encontrar sustitutos del día a día que no agujereen mi bolsillo.

Yo entiendo que todo lo artesano lleva un tiempo, un mimo y unos materiales naturales, que todo se paga y tiene que ser así. Me encantará llegar a tener un jabón de zanahoria artesanal y otro hecho con lavanda del pueblo de alguien, pero por ahora no me lo puedo permitir. Ser ecológico está reñido con ser económico pero no me rindo. Todo mi apoyo a los artesanos de cualquier especialidad que no os quepa duda. De hecho, creo que tengo mucho de artesana porque si puedo hacérmelo yo, que se quite lo comprado.

Al igual que si puedo permitirme por una diferencia asumible un objeto artesano, lo prefiero.

Edit:

Dicho y hecho! Jabones hechos con mucho amor por nuestra piel y por nuestro bolsillo aquí. También ponemos a disposición vuestra y para lo que os apetezca comentar nuestros muros de Facebook e Instagram.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: